Las agencias de bienes raíces acaparan cerca del 70% de la red

Sólo sobreviven la mayoría de los profesionales
• El Presidente del Consejo de la Asociación Catalana de agentes inmobiliarios (API) de Cataluña, Joan Ollé, no se presentó ayer en absoluto sorprendido de los datos hechos públicos por Tormo&Asociados.
Nosotros desde hace tiempo que decimos que el sector está experimentando un fuerte clean-up.
Explicó Olle en las declaraciones de hoy.
Abierto al abrigo del auge.
•El Presidente de la Universidad de Barcelona API para asegurarse de que sólo los grupos muy profesionalizados y con una larga tradición en la parte posterior será capaz de sobrevivir a esta crisis: “las franquicias y los establecimientos que estuvieran abiertos a las disposiciones del boom inmobiliario y sin conocer en profundidad el sector están cerrando”.
En este sentido, la voz del mal que no toda esta limpieza Ollé se ha producido en el sector de agentes de bienes raíces para ayudarle a mejorar la calidad de los servicios ofrecidos al general público. “El número de APIs que se han visto obligados a cerrar es muy pequeño”, dijo.

Reglamento sobre agencias de viajes

Ollé destacó también la importancia de la regulación relativa a agentes inmobiliarios, que el gobierno central pretende aprobar antes del final de la legislatura. “Se requerirá la formación de la API, seguro y, en definitiva, proporcionará un código de buenas prácticas que ayudarán a mejorar el profesionalismo de la actividad”.
La disminución en la venta de casas colapsan en un 82% del negocio de franquicia en los últimos dos años
El estallido de la burbuja inmobiliaria ha no sólo arrastra un gran número de desarrolladores y empresas de construcción. El sector de las agencias inmobiliarias, centrándose principalmente en la venta de viviendas de segunda mano, ha sufrido un descenso considerable debido a la caída en el número de operaciones.
Según los datos facilitados ayer a la consultora de franquicias Tormo > Asociados, la red comercial de agencias inmobiliarias se ha reducido en un 70 por ciento en los últimos dos años. Por lo tanto, si en 2007 las agencias añaden 4.264 establecimientos, esta cifra se había reducida a 1.256 oficinas a finales del año pasado. En este período, además, dieciocho franquicias o marcas que operan en este negocio han dejado de trabajar, que es el número total de grupos que se dedican a esta actividad en 27 en el mercado español.
El colapso del mercado inmobiliario, explica esta fuerte contracción de la actividad de las agencias. En 2006, el último del auge de la vivienda, el estado vendió un total de 526.509 hogares–87.391 que el catalán mercado, segunda mano, según datos de la Asociación de registradores.
Esta cifra, sin embargo, sufrió de un revés y luego continuó en los primeros tres trimestres del año pasado, aunque no hay datos para todo el año, el número de viviendas de segunda mano que habían sido vendidos en el mercado español subía a 142.369, de los cuales son 19.249 en Cataluña.
Esto condujo a una fuerte caída en el volumen de negocios de las agencias, que pasó de 778,1 millones de euros de volumen de ventas para 2007 a 135 millones el año pasado, es decir, un 82,6 por ciento menos. La ocupación de la actividad se ha reducido considerablemente así. Tan las 15.432 personas que trabajaban en el sector en 2007 fueron a 4.303 personas el año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>